Trabajo por proyectos en las aulas

La educación infantil lleva años cogiendo auge entre la educación ya que es la etapa que más influencia tiene en nuestras vidas, es aquel momento donde iniciamos nuestras primeras socializaciones, adquirimos valores que marcaran nuestras conductas en el futuro, nos iniciarnos en el lenguaje, además de muchas otras cosas.
Todo esto hace que vivamos en una nueva era donde hay que reinventarse y trabajar sobre nuevos métodos de enseñanza, especialmente en las primeras etapas. Por eso, desde los centros de educación se buscan nuevas estrategias, nuevas lineas educativas, para conocer y llegar plenamente a los intereses de nuestros alumnos.

Hace años, se trabajaba fragmentando los contenidos en asignaturas o materias y no daban un punto de visita globalizado de los contenidos, por lo que no se adaptaban a la mentalidad infantil. También se pueden definir como unidades de programación en las que se encuentran reunidas de una forma global todas las áreas o ámbitos de aprendizaje alrededor de un núcleo operativo temático que interesa a los alumnos porque es fruto de una de sus necesidades.
Es cierto que el libro de texto es un soporte para cualquier maestro, con el que se siente seguro con un guión y unas pautas a seguir, pero, ¿y si todos los centros de educación infantil se centrara en partir sus enseñanzas del centro de interés de los alumnos? Es entonces cuando hablamos del famoso aprendizaje por Proyectos.
Mucha gente lo primero que piensa es como unos niños tan pequeños, recordamos que hablamos de etapa de infantil, va a ser capaces de elegir un tema para poder llevar a cabo un aprendizaje, pero lo que muchos no imaginan es que ser pequeños no significa que no tengan preferencias. De hecho, la curiosidad de estos niños es lo que les lleva a iniciarse muy pronto a explorar su entorno, y su afán por descubrir les hace tener más disposición e iniciativa por aprender. Prestemos, pues, más atención a aquellas que mejor caracterizan su desarrollo cognitivo: el juego y el lenguaje.

Para Vizcaíno (2008, p.26), exponía que “hablar de proyectos en educación infantil es hablar de fantasía, de aventura, de indagar, de buscar información, leer y aclarar esa información. Es hablar de investigar para resolver las dudas planteadas ante un dilema y resolver un conflicto. Es hablar de creatividad y de construir entre todos”
Partiendo de esta definición, trabajar por proyectos es una metodología que trabaja los contenidos del currículum de forma globalizada, siendo deseable la conexión de los contenidos con la vida cotidiana, partiendo del interés, la motivación y las ideas previas del alumnado, facilitando así la construcción de su propio aprendizaje.

El trabajar por proyectos dentro de un aula, sea cual sea la edad en etapa infantil, es la forma de trabajar el conocimiento a partir de la realidad, donde ellos mismos se desenvuelven, avanzan, experimentan, maduran…Aunque no todo es bonito y sencillo, para un maestro trabajar con este método supone escuchar activamente todas las inquietudes e intereses de los alumnos e ir adaptando la enseñanza a esos intereses, para que así todos juntos puedan descubrir lo que les interesa y motivarles a partir de lo que ellos ya saben para obtener un resultado de lo que quieren saber nuevo.
En definitiva, este método, trabajar por proyectos, parte de la iniciativa de los niños que durante el proceso de aprendizaje es guiada por el maestro, y si ambos cumplen con su rol, el proyecto se desarrollará favorablemente y se alcanzarán la mayoría de los objetivos y contenidos que se planteen.